Ola de frío en Estados Unidos: ONG rescató a más de 1500 murciélagos congelados

Fue un rescate digno de Batman: golpeados por la ola de frío en Estados Unidos, unos 700 murciélagos fueron devueltos a su hábitat el miércoles al anochecer en Texas, tras seis días de terapia de calor y, para algunos, de cuidados intensivos.

Estos murciélagos de cola libre mexicanos (Tadarida brasiliensis), considerados uno de los mamíferos más abundantes de América del Norte y claves para el control de insectos, fueron liberados bajo un puente en la ciudad de Houston por la organización protectora de animales Houston Humane Society (HHS).

La semana pasada, las heladas y temperaturas inusuales para la región habían provocado un «shock hipotérmico» en su colonia: al no poder permanecer adheridos a la estructura del edificio, los murciélagos habían caído de cinco a diez metros de altura, según la oenegé.

Estos mamíferos, que pesan 13 gramos en promedio y miden de 10 a 12 centímetros de largo, son «pequeños, tienen poca grasa corporal y no pueden sobrevivir mucho tiempo cuando están tirados en el suelo expuestos a temperaturas bajo cero», explicó la HHS en su página de Facebook.

Voluntarios ayudaron a recogerlos y más de 1.500 murciélagos fueron atendidos por la organización durante el fin de semana, tanto en su refugio como en el ático de su directora de vida silvestre, Mary Warwick.

La mayoría solo necesitaba calor e hidratación, pero los más afectados fueron colocados en incubadoras y alimentados por vía intravenosa.

«Sorprendentemente, la mayoría de los murciélagos ha sobrevivido», señaló la HHS.

Con el regreso esta semana de temperaturas más suaves, en el entorno de los 22º C el miércoles, la oenegé liberó «cerca de 700» de los murciélagos al anochecer, cuando estos animales vuelan para la caza nocturna de insectos. Dijo que pronto hará lo mismo con los demás.

La observación de murciélagos es un pasatiempo popular en Texas y varios puentes tienen grandes colonias.

El Puente Waugh en Houston, el Puente del Congreso en Austin y el Puente de la calle Camden en San Antonio atraen a los visitantes al anochecer, cuando los murciélagos parten en masa para sus incursiones nocturnas.

Fuente: AFP. Foto: @HoustonHumane