Lula da Silva asumió como presidente de Brasil por tercera vez

El izquierdista Lula da Silva fue investido este domingo por tercera vez presidente de Brasil, en una ceremonia en el Congreso de Brasilia marcada por la ausencia de su predecesor, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Exactamente 20 años después de acceder al poder por primera vez, Luiz Inácio Lula da Silva, de 77 años, fue proclamado presidente junto a su vice, Geraldo Alckmin, al pronunciar su «compromiso constitucional».

La ceremonia se inició con un minuto de silencio en recuerdo del exastro brasileño Pelé y de Benedicto XVI, ambos fallecidos esta semana.

Al Congreso, Lula llegó con el tradicional Rolls Royce negro descapotable junto a la primera dama «Janja», ante los vítores de sus seguidores, algunos de ellos con lágrimas en los ojos, constató la AFP.

Contrariamente a la tradición, su predecesor estuvo ausente. Bolsonaro viajó el viernes a Estados Unidos, dos días antes de finalizar su periodo de gobierno.

Por primera vez desde 1985, un mandatario saliente no pasará la banda presidencial, acto que tendrá lugar más tarde en el Palacio de Planalto.

Al izquierdista lo arroparon una veintena de jefes de Estado, el mayor número para una toma de posesión en Brasil.

Entre estos, figuran los mandatarios de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Honduras y Uruguay, además del rey de España, Felipe VI.

Washington envió a la secretaria de Interior, Deb Haaland, la primera indígena en integrar un gabinete en Estados Unidos y dura crítica de Bolsonaro, mientras que por parte de China asistió el vicepresidente Wang Qishan.

Las calles de la capital rebosaban de simpatizantes de Lula, vestidos en su mayoría de rojo, el color de su Partido de los Trabajadores.

La ceremonia cuenta con un dispositivo de seguridad inédito, con hasta 8.000 agentes movilizados.

Foto: Mauro Pimentel / AFP