Rodríguez Larreta sobre el caso D’Alessandro: «No se habló de separarlo del cargo»

El Jefe de gobierno porteño evaluó el tema junto a su mesa chica y aseguró que se trata de "una operación del kirchnerismo".

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó hoy una reunión virtual con su mesa chica para analizar la filtración de los chats del ministro de Seguridad y JusticiaMarcelo D’Alessandro, con con Silvio Robles, uno de los asesores del presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

«En ningún momento hablaron de separar a Marcelo del cargo», enfatizaron a la agencia NA fuentes cercanas a los participantes del cónclave virtual, quienes precisaron que se analizó la manera en la que el ministro porteño saldría a aclarar lo ocurrido para «terminar con la operación del kirchnerismo».

En ese marco, aclararon que Rodríguez Larreta no definió sostener al funcionario porteño en el cargo porque «eso nunca estuvo en análisis», ya que tiene la certeza de que «todos los chats están tocados».

La Cumbre porteña, a la que todos los participantes accedieron vía Zoom por encontrarse lejos de la Ciudad en la víspera de los festejos de Año Nuevo, fue encabezada por Rodríguez Larreta desde en Villa La Angostura, donde se tomará unos días de descanso.

La mesa chica del larretismo incluyó al jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel; al secretario general de relaciones internacionales de la Ciudad de Buenos Aires, Fernando Straface; el secretario de Comunicación, Contenidos y Participación Ciudadana, Federico Di Benedetto; y la diputada nacional Silvia Lospennato, quien recientemente se incorporó al equipo de Rodríguez Larreta.

«Marcelo salió a explicar lo que sucedió para terminar con esta operación del kirchnerismo. Son chats que fueron armados por el ellos», resumieron a Noticias Argentinas fuentes del Ejecutivo de la Ciudad.

En declaraciones periodísticas, el ministro porteño aseveró que «los chats son inventados» y retrucó: «Nunca tuve una denuncia en mis años de trabajo hasta que la condenaron a (la vicepresidenta) Cristina Kirchner y la Corte falló a favor de la Ciudad por los fondos de coparticipación».

«Voy a seguir en mi cargo, como hace siete años. Son operaciones de inteligencia. No tienen límites, voy a ir hasta las últimas consecuencias. Ellos se comportan como mafiosos, quieren a los delincuentes en la calle», sentenció.