CAPITANICH Y SAMEEP ELABORARON UN PLAN DE TRABAJO PARA GARANTIZAR INVERSIONES Y SATISFACER LA DEMANDA DE AGUA POTABLE

El mandatario analizó y coordinó junto a funcionarios de la empresa estatal la adquisición de herramientas y equipamientos, un esquema de inversión de obras claves y el saneamiento financiero del organismo para atender las necesidades en la prestación del servicio.

Con el objetivo de satisfacer el servicio y suministro de agua potable para todas las familias chaqueñas, el gobernador Jorge Capitanich junto al equipo de trabajo de Sameep definieron el plan de trabajo que tendrá la empresa proveedora de agua potable para el corto, mediano y largo plazo con el objetivo de garantizar un programa de inversiones que atenderá la demanda y la ejecución de obras claves.

 

Para garantizar el acceso a la salud, al saneamiento ambiental y a una mejor calidad de vida, el plan surge en vistas a diferentes situaciones coyunturales que influyen en la prestación del servicio, siendo los más importantes la reducción drástica del caudal del río Paraná, el aumento de la temperatura (21 días superando los 34° centígrados promedio), el incremento de la demanda derivada de la expansión de conexiones domiciliarias, la crecida del río Bermejo con el consiguiente aumento de los sedimentos, y el acrecentamiento en el costo operativo de cada metro cúbico emanado en el sistema de producción de agua potable.

 

“La combinación de estos factores hace necesario garantizar un programa de inversiones para atender la demanda inmediata y, al mismo tiempo, direccionar las soluciones estructurales que se necesitan para satisfacer los reclamos coyunturales”, resaltó el gobernador.

 

En este sentido, el Estado procedió a la compra de diversos elementos y maquinarias para lograr esos objetivos, como nuevos pontones y bombas para alimentar la provisión de agua en zonas específicas por 100 millones de pesos en el marco del plan de emergencia hídrica; y equipos de generación eléctrica para instalar en tomas de agua y plantas potabilizadoras. De esta manera, por ejemplo, se garantiza la provisión de agua para la planta en Fortín Lavalle satisfaciendo a 70.000 habitantes.

 

Entre las metas que se trazaron en el plan se encuentra la creación de una Unidad Ejecutora que lleve adelante un plan de inversiones con fuentes de financiamiento de ENOHSA. Estas obras resultan clave para garantizar el servicio en la provincia. “Trabajamos para que durante este año comiencen las obras del Segundo Acueducto del Interior en las estaciones de bombeo de Presidencia Roque Sáenz Peña, La Escondida, Corzuela y Concepción del Bermejo. También queremos llegar a Los Frentones, Río Muerto, Hermoso Campo y Tres Isletas para garantizar la terminación del plan de abastecimiento de 26 localidades”, destacó Capitanich.

 

Otros proyectos importantes dentro del plan son la construcción del Centro de Distribución N° 12 en el Segundo Acueducto a los efectos de tener suministro eléctrico de buena calidad para abril; la colocación del caño de hierro dúctil en el acceso norte a los efectos de garantizar transporte de agua cruda a la cámara en la planta Barranqueras para febrero; la construcción de la cisterna norte y sur con plazo de terminación en el mes de julio; y la finalización de más de 35.000 redes domiciliarias en localidades del sudoeste y el Gran Resistencia.

 

“Nuestro compromiso es garantizar la terminación del Segundo Acueducto del Interior, optimizar el servicio de agua potable y brindar un sistema cloacal en perfectas condiciones mejorando la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”, sostuvo el mandatario.

 

 

 

Fuerte abordaje en el esquema financiero

 

Por otra parte, el plan de trabajo para la empresa Sameep hace hincapié en su saneamiento financiero inmediato para el periodo 2022-23, así como también en una reorganización interna para corregir esas y otras asimetrías.

 

Algunos de los pasos principales en este proceso sería una descentralización en cuatro gerencias regionales con base en Presidencia Roque Sáenz Peña, Villa Ángela, Charata y General San Martín; el fortalecimiento del staff de 2.200 agentes calificados y entrenados; la actualización de los medidores de consumo de usuarios y sus tarifas; y la resolución de reclamos existentes en el Área Metropolitana del Gran Resistencia y otras calidades de la provincia.

 

Además, se procederá a cobrar las deudas devengadas por usuarios (calculada en más de 2.000 millones de pesos) y la facturación de otras 350.000 unidades que actualmente se encuentran fuera del sistema de cobro.

 

Con este panorama, para comenzar a remontar el déficit financiero de la empresa Sameep, “la facturación de ingresos debe ser equivalente a 400 millones de pesos por mes, y las erogaciones operativas y de mantenimiento consolidarse en ese mismo monto”, avaló el gobernador.