DESARROLLO SOCIAL CONCRETÓ UNA NUEVA ENTREGA DE HERRAMIENTAS Y RECURSOS A FAMILIAS CHAQUEÑAS Y A UNIDADES PRODUCTIVAS

En el marco de la implementación de políticas sociales para mejorar la economía social y popular, y para generar fuentes de trabajo dignas, fueron 70 familias chaqueñas vulnerables reveladas por el programa Mejor Techo, Mejor Vida; y 15 unidades productivas del Plan Emprendemos Todxs.

La ministra María Pía Chiacchio Cavana junto al equipo de la Unidad ejecutora de Políticas Sociales, concretó este miércoles una nueva entrega de de herramientas y fondos a 15 unidades productivas en el marco del Plan Emprendemos Todxs, y a 70 familias en situación de vulnerabilidad por las condiciones de hábitat, las que fueran relevadas por el programa Mejor Techo, Mejor Vida.

 

A saber, la implementación de este plan y del programa que garantizan mayor accesibilidad y contención de sectores vulnerables, están coordinados por la Unidad Ejecutora de Políticas Sociales, contando con el respaldo de las carteras Social y la de Planificación, Economía e Infraestructura, además del Nuevo Banco del Chaco.

 

Las 70 familias que se suman a los beneficios del programa Mejor Techo, Mejor Vida, podrán mejorar las condiciones de sus viviendas, ya que recibieron aportes no reintegrables para refacción o ampliación de acuerdo con las opciones de obra que los equipos técnicos hayan determinado.

 

Los fondos son transferidos a una cuenta bancaria habilitada por el Nuevo Banco del Chaco, para utilizarlos de la siguiente manera: el 70% no se puede retirar, sólo comprar en comercios de la construcción habilitados, y una vez hecha esta compra se les acredita el 30% restante destinado a mano de obra. El programa complementa el proceso de urbanización que ejecuta la gestión provincial, sobre todo en el área Metropolitana, con el objetivo de reducir el déficit habitacional existente.

 

“La implementación de este programa y del plan fueron estratégicos para la gestión, ya que siempre vimos que la salida era con trabajo, impulsando y apoyando a quienes emprenden, dotándolos de herramientas e insumos para que mejoren y amplíen sus unidades productivas, para que sumen a otras y otros a la fuerza laboral que dignifica; lo mismo ocurrió con Mejor Techo, Mejor Vida, ya que a través de los relevamientos pudimos detectar situaciones complicadas de hábitat de muchas familias y de esta manera con el respaldo de un Estado Presente pudimos rápidamente concretar proyectos para mejorar las condiciones de vulnerabilidad, para que vivan en casas dignas y haya más trabajo de construcción vecinal”, expresó la ministra Chiacchio Cavana.

 

Con Mejor Techo, Mejor Vida, se han mejorado las condiciones de habitabilidad de más de 3.000 familias en toda la provincia hasta el momento.

 

“Desde el lugar que ocupemos, vamos a seguir trabajando y acompañando a las comunidades, realizando acciones que mejoren la calidad de vida de vecinas, vecinos, porque entendemos que solo se crece con acceso a más derechos”, agregó la funcionaria.

Más acompañamiento

 

Desde el inicio de la gestión la cartera social, con su Unidad Ejecutora de Políticas Sociales, contribuyó como parte del Gobierno del Chaco al proceso de recuperación económica de la emergencia sanitaria ocasionada por pandemia de coronavirus, apoyando diversas actividades, ya sean socio-productivas, socio-comunitarias y sociolaborales.

 

Hoy fueron 15 las unidades productivas chaqueñas, las que fueron beneficiadas por el Banco de Maquinarias, Herramientas e Insumos del plan Emprendemos Todxs, desde el cual se abordaron líneas de producción de alimentos para promover la soberanía, seguridad y educación alimentarias, como para mejorar la producción eco-amigable para el autoconsumo, la comercialización de excedentes y la creación de redes de proveedores locales, creando Mercados, Almacenes y Despensas Populares. La producción textil fue otra línea importante, con mejoras o puesta en funcionamiento de talleres sociales, comunitarios y familiares, con inclusión productiva y económica de comunidades originarias, mujeres en situación de vulnerabilidad, diversidades y jóvenes, y la articulación con otras áreas de los gobiernos nacional, provincial y las comunas, sumando a más de 18.000 emprendedoras y emprendedores a lo largo de estos cuatro años.