CONSEJO FEDERAL HIDROVÍA: REPRESENTANTES DE LAS PROVINCIAS DEFINIERON POLÍTICAS PARA FEDERALIZAR EL TRANSPORTE FLUVIAL

Concretaron el instrumento legal para que la Administración General de Puertos realice el mantenimiento de la vía navegable principal y confirmaron el cobro de un peaje en Santa Fe al norte. "Queremos que la Hidrovía, donde se concentra el 70% del comercio exterior de Argentina, sea una plataforma para el desarrollo de las economías regionales", aseguró Capitanich.

En Buenos Aires, el gobernador Jorge Capitanich participó de un nuevo encuentro del Consejo Federal Hidrovía Paraná Paraguay en Casa Rosada. En la oportunidad, representantes de las provincias signatarias avanzaron en una agenda de prioridades para “federalizar el funcionamiento del transporte fluvial”, aseguró el mandatario.

“Queremos que la Hidrovía Paraná-Paraguay, donde se concentra el 70% del comercio exterior de Argentina, sea una plataforma para el desenvolvimiento y el desarrollo de las economías regionales. Para eso necesitamos tener soberanía fluvial y marítima y todos los instrumentos para su desarrollo”

Los representantes de las provincias y de Nación definieron el instrumento jurídico para que la Administración General de Puertos (AGP) pueda ejecutar obras de mantenimiento para la vía navegable principal. Además, confirmaron la creación de un peaje en Santa Fe al Norte a partir del 1 de enero, entre otros puntos. Las medidas, se tomaron siguiendo las las instrucciones del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable (ECOVINA).
En cuanto al nuevo peaje, funcionará con precios diferenciales para los barcos de procedencia nacional, en pesos, y en dólares para barcazas de procedencia extranjera.

“Ese mecanismo de ingreso de fondos servirá para balizamiento, señalización y dragado en las vías navegables secundarias y en los accesos a puertos fluviales, con el objeto de que todas las provincias signatarias puedan disponer de la infraestructura necesaria para que el transporte fluvial funcione”, detalló Capitanich.
La medida beneficiará de manera directa a las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires, que forman parte del Consejo Federal Hidrovía.

A su vez, el gobernador afirmó que parte del excedente que exista, se proyecta que sea utilizado en un “esquema de recuperación de la flota fluvial y mercante de la República Argentina con el objeto de incrementar la capacidad operativa, bajar los costos de transporte, e incrementar la productividad de las empresas que exportan, y obviamente también el costo de los bienes intermedios e insumos que se importan”.

Estuvieron presentes los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof, y de Santa Fe, Omar Perotti. En representación de las provincias signatarias, participaron Fernando De Vido (Formosa), Julio Rodríguez Signes (Entre Ríos), Adolfo Escobar Damus (Corrientes), Ricardo Babiak (Misiones). También participaron el ministro de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, la secretaria de Gestión de Transporte, Jimena López, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, el Secretario de Interior de la Nación, José Lepere y el interventor de la Administración General de Puertos (AGP), José Beni.

Federalizar el funcionamiento del transporte fluvial

Haciendo un balance de las gestiones, Capitanich detalló que en estos tres años lograron “federalizar las decisiones para que no estén centralizadas en Buenos Aires”, dijo, y valoró la creación del Consejo Federal que permitió que las siete provincias que lo integran “tengan igualdad en la participación”. Esto, afirmó el mandatario, “permitió definir acciones, un ente de control de las vías navegables, el otorgamiento a una sociedad estatal para que ejecute obras de mantenimiento, señalización y dragado, con el objetivo de facilitar el transporte fluvial y marítimo de alta calidad”.

A estas acciones, también se suma el haber logrado que los pies de calado se ubiquen no solamente desde Rosario a Buenos Aires o al océano Atlántico, sino también desde Rosario a Santa Fe y desde ahí a la confluencia de los ríos Paraná, y Paraguay, llegando a Corrientes, Misiones y Formosa. “Esto permitió federalizar el funcionamiento del transporte fluvial”, aseguró Capitanich.

Corregir errores para beneficiar al país y a la región

“Por políticas anteriores que fueron erradas, lamentablemente los excedentes los apropiaron otras empresas, otros países, y no la Argentina”, advirtió el mandatario y remarcó el trabajo del Consejo para alcanzar la “soberanía fluvial y marítima”. En este punto, se refirió también a la necesidad del financiamiento de la obra del canal Magdalena, que forma parte de una estrategia en común, como así también la Comisión Técnica especial para trabajar con los países signatarios, a fin de corregir asimetrías.