Murió una de las hijas del pintor Pablo Picasso

Maya Ruiz-Picasso, hija del genial pintor español Pablo Picasso y de Marie-Thérèse Walter, falleció hoy a los 87 años en París, informó su hijo mayor, Olivier Widmaier Picasso a la prensa internacional.

Maya Ruiz-Picasso, especialista en la obra del creador de obras universales como «Guernica», «murió apaciblemente -dijo Olivier a la agencia de noticias francesa AFP-. «Tuvo una bella vida, a mi entender. Es la única persona en el mundo que no hablaba de Pablo Picasso sino de ‘papá’. Lo llamaba papá y creo que es un testimonio de esa relación excepcional que mantuvo con él», añadió.

Como gestora de parte de la obra de su padre, Maya Ruiz-Picasso realizó importantes donaciones al Estado francés. La última fue en septiembre de 2021 al Museo Picasso de París: «Niño con piruleta sentado debajo de una silla», cuadro pintado poco después del «Guernica», en 1938.

Actualmente ese museo celebra dos exposiciones dedicadas a Maya, una centrada en sus donaciones, la otra, enfocada en la relación con su padre Pablo. «Siempre sintió que era su misión hacer que esas obras volvieran al Estado para todos», explicó el hijo de ella, Olivier.

María de la Concepción, Maya, nació el 5 de septiembre de 1935 en las afueras de París, fruto de la relación de Picasso con Marie-Thérèse Walter, uno de sus grandes amores, a la que había conocido ocho años antes. Casada con Pierre Widmaier, exoficial de Marina, tuvo tres hijos: Olivier, Richard y Diana.

Maya fue la primera hija de Picasso, que ya tenía un hijo de su matrimonio con Olga Khokhlova, Paul (1921-1975), cuando ella nació, y posó muchas veces para la pinturas y esculturas. de su padre. Hay una serie de retratos que descatacan, donde está la tela «Maya con barco», de 1938, en la época plenamente cubista del artista malagueño .

Cuando Picasso conoció a su nuevo amor, Françoise Gilot, en 1944, se produjo un alejamiento con su hija. El pintor se instaló en el sur de Francia, y con Françoise tuvo otros dos hijos, Claude (1947) y Paloma (1949). Maya Ruiz-Picasso continuó visitando a su padre hasta su muerte en 1973.

En 1977 murió su madre, Marie-Thérèse y en 1979 Maya hizo la primera gran donación al Estado francés para pagar los onerosos gastos de sucesión. Entregó 203 pinturas y 158 esculturas, además de unos 3.000 dibujos, manuscritos y otros objetos.

En octubre de 2007 Maya recibió la Legión de Honor, en grado de caballero. Murió a un año de las celebraciones que están preparando en Francia y España por el 50 aniversario de la muerte de su padre, el próximo 2023. (Télam)