El papa Francisco canceló la tradicional visita de fin de año al pesebre por la pandemia de coronavirus

El Vaticano explicó que el evento fue suspendido por temor a que se produzcan contagios entre la multitud que suele reunirse en la Plaza San Pedro.

El Vaticano informó este jueves que el papa Francisco canceló su tradicional visita de fin de año al pesebre en la Plaza San Pedro por la preocupación de que se propague el coronavirus entre la multitud congregada.

El pontífice suele ser recibido por los fieles cuando visita el pesebre el 31 de diciembre, después de presidir la ceremonia de la víspera de fin de año y cantar la oración del Te Deum.

Pero el Vaticano indicó en una nota de su agenda que «el evento no se celebrará, para evitar concentraciones y los consiguientes riesgos de contagio de COVID-19«.

Francisco, de 85 años, celebró el miércoles su audiencia general semanal como es habitual en el aula Pablo VI del Vaticano, con barbijos y distanciamiento social.

Como todos los países de Europa, Italia se enfrenta a un aumento de los casos de coronavirus impulsado por la variante ómicron.