Un chico de 12 años ató a un árbol y mató a una nena de 9 con autismo

"No dio ninguna razón. Fueron a pie, jugaron un poco y después él la agredió, la empujó contra un árbol y la ató del cuello", explicó De Aguiar.

Hay conmoción en Brasil por un chico de 12 años que confesó haber matado a una nena de 9 con autismo.

La víctima apareció muerta y atada a un árbol el pasado domingo en un parque de San Pablo.

El autor del crimen, que fue detenido e internado en un centro de menores, declaró en un interrogatorio que usó la rama de un árbol para matar a la niña, según explicó el comisario de la Policía Civil Luiz Eduardo de Aguiar, encargado del caso, en una rueda de prensa este martes.

En el transcurso de la investigación, la Policía obtuvo unas imágenes de unas cámaras de seguridad que mostraron a la menor paseando de la mano junto con el adolescente horas antes del asesinato.

«No dio ninguna razón. Fueron a pie, jugaron un poco y después él la agredió, la empujó contra un árbol y la ató del cuello», explicó De Aguiar.

El comisario no descarta la participación de una segunda persona, mientras continúa la investigación recabando más testimonios sobre el suceso.

«Una tragedia para la niña de 9 años, que tenía autismo y frecuentaba ese centro cultural porque había fiestas gratuitas. Era de una familia humilde. Y es una tragedia también para la familia del adolescente de 12 años», completó.