La ONU crea una comisión para investigar violaciones de Derechos Humanos en Venezuela

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU decidió crear "una misión internacional independiente" para investigar las continuas violaciones de los derechos humanos en Venezuela, lo que incluye las "ejecuciones extrajudiciales" y "torturas", cometidas desde 2014 que figuran en el demoledor informe de la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La propuesta de resolución, a solicitud del Grupo de Lima y patrocinada por países como Colombia, Perú, Brasil y Argentina, fue aprobada con 19 votos a favor, siete en contra y 21 abstenciones, entre ellas las de México y Uruguay.

La comisión «investigará las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes» ocurridos en Venezuela desde 2014, y presentará sus resultados al Consejo dentro de un año, dijo el Consejo en un comunicado, según informó la agencia de noticias EFE.

El texto «condena enérgicamente la extendida represión y persecución política en Venezuela», recordando que el informe presentado este año ante el mismo Consejo por Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, documenta al menos 6.000 muertes en operativos de seguridad desde 2018.

La resolución, que contó con el voto a favor de España y otros miembros de la Unión Europea miembros actualmente del Consejo de Derechos Humanos, urge también a las autoridades venezolanas a «liberar inmediatamente a todos los presos políticos».

En el debate previo a la votación, representantes del Grupo de Lima defendieron que «Venezuela debe someterse al escrutinio internacional a través de un mecanismo de rendición de cuentas», como la comisión aprobada hoy, ya que «el drama venezolano no puede seguir aumentando».

El embajador venezolano en Ginebra, Jorge Valero, tachó de la resolución de «una hostil iniciativa que vulnera los principios de respeto a la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de los Estado».

«Es una muestra palpable de lo que significan la manipulación y el uso politizado de este consejo y sus mecanismos», señaló, adelantando que la formación de la comisión investigadora y otras medidas estipuladas por la resolución «no contarán con el consentimiento» del gobierno de Nicolás Maduro.

Más de 50 países, liderados por Estados Unidos, rechazan la legitimidad de Maduro y reconocen como mandatario legítimo del país latinoamericano al líder antichavista Juan Guaidó, designado este año presidente encargado por la Asamblea Nacional (parlamento) que él preside y que es está controlado por la oposición.

Esta semana, durante el debate general en la Asamblea General de la ONU, la crisis institucional y humanitaria de Venezuela estuvo en el centro de la agenda, y varios mandatarios ratificaron sus críticas al gobierno mientras otros pidieron ayuda para absorber en sus países el creciente éxodo de venezolanos.